Taller DUELOS BLOQUEADOS. Jueves 1 de noviembre 10.30 -18.30

0

Taller DUELOS BLOQUEADOS. Jueves 1 de noviembre 10.30 -18.30.
Policlínica ISANA. C/Esportista Juan Matos, 4. Alicante
Aporte voluntario. Reservas al 619257459

Cuando escuchamos la palabra duelo, habitualmente pensamos en la reciente muerte de un ser querido. Pero puede ser mucho más que todo eso. Estas en duelo cuando no eres capaz de aceptar en su totalidad le realidad nueva. Puede referirse a la separación de alguien que todavía está vivo, como una pareja o una amistad, a un cambio de etapa un trabajo, una casa, una ciudad, la infancia, la juventud, la jubilación…

Cuando hablamos de la expresión hacer el duelo pensamos que el único factor es el tiempo pero no necesariamente es así pues cuando el duelo se bloquea puede durar años, toda una vida o incluso ser heredado. Puede ser que esa separación no aceptada la haya vivido algún antepasado tuyo mucho antes de que tú nacieras y actualmente está bloqueando algún aspecto de tu vida.

Si tu abuela fue abandonada por tu abuelo y no puedo aceptar el hecho, puede que en tu vida haya fidelidad con esa situación y la reproduzcas sin darte cuenta en tus relaciones de pareja.

A veces la fidelidad es con el proyecto de vida truncado de la persona que murió. Él murió y no tengo derecho a vivir. Esto a veces provoca una sensación de no vivir tu propia vida. Los muertos no gozan de la vida, del dinero, de la sexualidad…

Existen bloqueos que impiden pasar página provocando que una parte nuestra se quede sin procesar lo que ocurrió.

Otro de los bloqueos más frecuentes es la creencia de que si hago el duelo olvido y como no quiero olvidar, bloqueo el proceso inconscientemente y no hay tiempo en el mundo que pueda ayudarnos a procesar el nuevo cambio.

Si tienes la creencia inconsciente que el duelo es equivalente al olvido podrías sentir culpa por no sufrir su ausencia pues eso significaría que no amabas lo suficiente a la persona que no está.

En este taller aprenderemos a distinguir los tipos de duelo que pueden estar lastrándonos inconscientemente y realizaremos ejercicios para poder dejarlos ir.

Concretamente hacer el duelo es dejar de sufrir por la ausencia, dejar de experimentar sufrimiento por la falta del anterior estado. Sabemos que el duelo está procesado cuando el sentimiento es de dulce nostalgia o agradecimiento a lo vivido pero sin necesidad de volver atrás, es decir, invirtiendo en la vida hacia delante.

Puedes pensar que no te apetece recordar situaciones antiguas, pues al ser dolorosas las has apartado de ti lo mas lejos que has podido, pero es desde ahí, desde la sombra que siguen afectándote. Quizás, en el momento que ocurrió no tenías suficientes recursos, o no te sentías con fuerzas o capacidad para afrontarlo, y todo aquello quedó congelado en un rincón de tu inconsciente para intentar que no afectara el resto de tu vida.

Puede que esto no te ocurriera a ti sino a alguien de tu familia que ni siquiera conociste, pero sigue ahí esperando ser revisado para ser reconocido y liberado.

Aprovecharemos esta fecha tan señalada para tomar conciencia de las posibles trabas al disfrute de la vida y haremos ejercicios prácticos para soltar amarras con el pasado para así despejar más tu futuro.

Cuando sueltas el lastre que cargabas inconscientemente descubres una sensación de mayor alegría, ligereza y libertad.

Comparte.

Leave A Reply