Transgeneracional

El Transgeneracional es la información que el inconsciente biológico guarda y que el clan familiar transmite de generación en generación para que el conflicto se pueda resolver en la posterior descendencia. ¿Cómo resolverlo? Honrándolo haciéndolo consciente.

575903_374127502697067_1086902601_nEn las familias existen situaciones que se viven como dramas que suelen tener que ver con dinero, sexualidad, injusticia o deshonra de algún tipo. Estos hechos pueden ser asesinatos dentro de la familia, suicidios inesperados, accidentes, enfermedades, eventos que ensucian la imagen familiar, herencias, robos, ruinas, violaciones, incestos, hijos con retraso mental, abortos provocados o no, hijos ilegítimos, abandonos, vivencias de fracaso o vergüenza …

La mayor parte de las veces estos momentos vividos con dramatismo  provocan tanto dolor que queremos borrarlos de nuestra memoria, hacer como si nunca hubieran ocurrido. Pero como sabemos, no ocurre nada que no tenga como fin aportarnos un aprendizaje, una toma de consciencia. Así que estos eventos, aunque sean silenciados u ocultados se transmiten involuntariamente al inconsciente de los hijos actuando así como un boomberang que golpea precisamente a quien más se quiere proteger con el silencio.

Realmente, esa huella familiar es una energía vital, una información almacenada en el inconsciente del clan que pasará en mayor o menor medida a los descendientes dando una nueva oportunidad para ser comprendida, superada y trascendida. La energía no se destruye, se transforma pasando a la memoria genealógica. En las siguientes generaciones nacerá algún niño para aliviar ese drama familiar y podría verse afectado en diferentes niveles, como pueden ser a nivel psicológico, emocional e incluso físico (a través de una enfermedad o de unos síntomas físicos). La repercusión de este programa sobre este niño/a dependerá del tipo de secreto y de cómo lo haya vivido la familia.

“Hasta que lo inconsciente no se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida y tú lo llamarás destino”
Carl Jung

Podría darse el caso de estar viviendo situaciones de relaciones de pareja problemáticas pero que hay algo que no nos permite dejarlas o incluso después de dejarlas, encontrarnos una y otra vez con experiencias similares. También podríamos vivir situaciones de problemas económicos de forma repetitiva o situaciones que muchas veces las denominamos de mala suerte en nuestra vida. En realidad, al vivir estas situaciones, lo que estamos haciendo, es tratar de reparar ese drama familiar o incluso, denunciar al árbol que algo ha sucedido y que hay que sacarlo a la luz. Aunque haya fallecido ese familiar, en realidad, aún sigue ese drama en la familia a nivel inconsciente.

  • El pasado no existe.
  • Si el pasado está presenteperturbando, entonces es presente.
  • Si no soltamos, el pasado se repite y se hace presente otra vez.
  • Si no somos conscientes de que manera retenemos el presente, no podemos soltarlo.
  • Si soltamos, el pasado pasa a ser una experiencia que nos ayudó a evolucionar y a estar cada vez más en el presente.

Estas situaciones que podemos vivir  podrían venir de ese drama familiar en gran porcentaje. En otras ocasiones la vivencia puede ser nuestra. La mayor parte de las veces, además la persona tiene que realizar cambios en su propia vida en función de esa toma de consciencia, pasar a la acción en consecuencia a esa nueva comprensión. Aún así, aquí ya la decisión de cambiar o no, ya es personal y depende de uno mismo, nadie puede ni debe interferir su propio proceso.

179994_595568547134606_179459747_nLiberar la carga emocional no es borrar el recuerdo de los acontecimientos. Se trata de liberar la energía vital atrapada en el sistema con el fin de usarla para el crecimiento y autosanación.

No se trata de “culpar” a nuestra familia por la “carga” heredada. Cada familia lleva sus programas y es a través de ellos por los que evolucionamos. Este camino de alguna manera ha sido pactado de antemano por las almas involucradas en el clan. Esa elección se puede agradecer liberando a esos familiares de ese drama, aportando paz a esos seres allí donde se encuentren. Pero sobre todo, nosotros les honramos por proporcionarnos una manera de crecer y evolucionar en nuestra vida.

581815_10151684369178322_850153446_nAl cambiar esta información en nuestro inconsciente, influimos en el inconsciente familiar y este cambio a su vez, también afecta para mejor al inconsciente colectivo  del que todos formamos parte.

Hay un intervalo para la incorporación e integración de esta información en nuestro inconsciente que viene a ser de unos 40 días. Tras este periodo puede haber cambios en la forma de vivir e interpretar la realidad. Puede que a raíz de ellos nuestra vida cambie en algún aspecto y nuestras relaciones sean distintas.